Tarta de Crema Catalana

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Es una tarta muy sabrosa y rica, especial para las personas que les gusta el postre de crema catalana. Recetas para molde de 18 cm de diámetro

Ingredientes:

Elaboración:

Primero trituramos la galleta dentro de un recipiente con una batidora, que una vez triturada la echaremos dentro del molde (desmontable); a continuación rallamos la piel de una naranja sobre la galleta triturada.

Fundimos un poco la mantequilla en el microondas y la añadimos dentro del molde, para a continuación mezclarlo todo. Esta será la base de nuestra tarta, que meteremos al frigorífico y reservamos.

Ponemos dentro de un cazo la leche, la canela en rama troceada y la piel de una naranja y de un limón, a fuego medio bajo hasta que hierva, momento en el que apagamos el fuego, tapamos y reservamos.

Mientras se va calentando el cazo con la leche, hacemos el zumo de una naranja, el cual colamos a un vaso y reservamos (nos ha salido casi dos dedos de la medida del vaso). Ponemos al lado del vaso de zumo de naranja, la medida de gelatina neutra en polvo (5 gr) y reservamos.

Echamos dentro de un bol las tres yemas de huevo y movemos un poco con la varilla de mano, le añadimos el azúcar blanco y volvemos a mover con la varilla; luego añadimos la harina de maíz y removemos, añadimos la nata líquida y repetimos la operación.

A continuación se añade sobre el bol la leche, que colaremos previamente, para que no caigan los trozos de canela en rama y las pieles de naranja y limón, y movemos con la varilla hasta mezclarlo todo bien.

La mezcla resultante se vuelve a echar sobre el cazo y se pone de nuevo al fuego bajo y, muy importante, no dejaremos de mover.

Se procede a echar la gelatina neutra al vaso de zumo de naranja y se mezcla. Cuando empiece a espesar un poco, se añade el vaso con el zumo de naranja y la gelatina, y seguimos moviendo hasta que veamos que va a empezar a hervir, que será el momento de apagar el fuego y echar la mezcla en el molde sobre la base de galleta. Reservamos en el frigorífico, mínimo tres horas, hasta la hora de  degustarla. Cuando la vayamos a comer, echamos sobre toda la superficie de la tarta azúcar moreno, que servirá para caramelizarla.

Acto seguido ponemos sobre uno de los quemadores de la cocina, el utensilio para quemar el azúcar, el cual calentaremos directamente sobre la llama, hasta que coja suficiente temperatura (estos utensilios los podéis encontrar en las ferreterías y mercadillos de vuestras localidades).

También podéis quemar o caramelizar el azúcar, metiendo el recipiente de la tarta en el horno, solamente con la función del grill. Se procede a quemar el azúcar moreno con el utensilio, hasta que adquiera un tono tostado. Una vez terminado de quemar el azúcar, desmoldamos y ya lo tenemos listo para emplatar, servir y degustar.

Así de espectacular queda la Tarta de Crema Catalana. Es un postre rico, riquísimo y fácil de elaborar.

Buen provecho.
A.D