Detienen a un varón que distribuía droga desde un local de la calle Taboada Leal

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Para acceder al local los clientes realizaban una llamada telefónica mientras eran observados a través de una cámara situada en el exterior

Los agentes detuvieron a un varón e intervinieron más de 1.500 pastillas de metadona, benzodiacepinas y tranquilizantes

 

La Policía Nacional de Vigo iniciaba una investigación a principios del mes de septiembre -dentro del Plan Especial de Lucha Contra el Tráfico Medio de Drogas que esta Comisaría está llevando a cabo- tras tener conocimiento por averiguaciones previas, de la posible existencia de un punto negro de venta de drogas en la calle Taboada Leal.

Como resultado de lo anterior y por las investigaciones realizadas se comprobó la existencia de un establecimiento comercial que, a partir de la 01:00 h de la madrugada, cerraba su puerta exterior para simular no tener actividad, pero permitía el paso de clientes de manera discreta.

Por todo ello se elaboró un amplio dispositivo en el cual varios indicativos y agentes se dispusieron estratégicamente por la zona, observando cómo al acercarse la hora de cierre, el responsable apagaba las luces exteriores y cerraba la puerta.

Minutos más tarde comenzaba un goteo de clientes que llegaban a la puerta del local y tras efectuar una llamada telefónica se desplazaban ligeramente, para que pudiera captarlos la cámara exterior de vigilancia, abriéndose a continuación la puerta exterior para que la persona o personas entrasen.

Durante la pasada madrugada los policías confirmaron la entrada de al menos 15 personas más, por lo que a las 03:10 h, aprovechando la entrada de un cliente, bloquearon la puerta y accedieron al interior del local.

Una vez en el interior, los agentes se encontraron a más de 50 personas sin mascarillas y que no guardaban ninguna medida de seguridad, estando al menos una veintena de ellas fumando.

En ese instante se realizó una línea de cacheo, registro e identificación de los clientes y comenzaron a incoarse diversas propuestas de sanción, tanto por no portar la mascarilla, como por consumo de drogas y armas prohibidas. Entre los objetos intervenidos destacaban una llave de pugilato, varias armas simuladas, machetes de grandes dimensiones y un bate de baseball.

Además se contó con el apoyo de  la Policía Local de Vigo, que emitió diversas actas por consumo de tabaco en el interior, como por la venta de tabaco en el local sin la máquina de tabaco expendedora, o por tener dispositivos de ampliación de sonido careciendo de los correspondientes permisos. 

En el registro del almacén descubrían ocultas, bajo el hueco de las escaleras, varias cajas con diversas sustancias en su interior; utilizadas para la transformación y venta de drogas, así como una balanza de precisión y otros efectos. Además localizaron un gran número de botes de metadona y blísters de benzodiacepinas, conjuntamente con otros tranquilizantes, así como papelinas.

Por todo ello se procedió a la detención del dueño del establecimiento, un vigués de 48 años de edad, y a su traslado a dependencias policiales, donde tras tomarle declaración se confirmó que contaba con 6 antecedentes policiales anteriores, siendo varios de ellos por hechos similares al descrito.

El operativo fue llevado a cabo por agentes del Grupo de Noches y del Grupo de Atención al Ciudadano, ambos de la Brigada de Seguridad Ciudadana, perteneciente a la Comisaría de Policía Nacional en Vigo-Redondela, además de contar con el apoyo de la Policía Local de Vigo, pasando el detenido y todo lo actuado a disposición del Juzgado de Instrucción de Vigo, en funciones de guardia.