Estudiantes alemanes de intercambio visitaron ayer Blockdegal y Granisa

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Un total de 11 jóvenes de Oberhausen conocieron ayer de primera mano el sector granitero de O Porriño acompañados de la alcaldesa, Eva García de la Torre y los concejales, Lourdes Moures y Orlando Márquez

 

Desde el pasado día 23 de octubre, 11 estudiantes alemanes procedentes de la ciudad de Oberhausen están en O Porriño, en un viaje de intercambio incluido en el "Programa Multi", en el que participan diferentes socios internacionales con el principal objetivo de desarrollar actividades conjuntas entre jóvenes de diferentes culturas.

Hace algo más de un año -agosto de 2016- el mismo número de alumnos de Enseñanza Secundaria de institutos de O Porriño, estuvieron dos semanas en esta ciudad alemana situada en Renania del Norte-Wesfalia, en la región del Ruhr- acompañados de 2 profesores, para convivir estos 15 días con familias alemanas integradas por jóvenes de su misma edad y un mismo nivel académico.

Hasta el próximo 5 de noviembre, estos adolescentes estarán viviendo con familias de acogida de estudiantes del IES Ribera do Louro, experimentando una vida familiar común en nuestro país, al igual que anteriormente hicieron los jóvenes porriñeses.

Durante estas dos semanas que los alumnos alemanes estarán en O Porriño, realizarán una serie de actividades organizadas por la Concejalía de Educación que abarcan desde excursiones, talleres como el realizado en la panadería Amaquia, completar un tramo del Camino de Santiago, asistencia a clases en el IES Ribera do Louro, Samaín o como ayer mismo, conocer una cantera y un centro de transformación del granito.

Acompañados por la alcaldesa, Eva García de la Torre y los concejales de Educación y de Limpiezas, Lourdes Moure y Orlando Márquez respectivamente, los estudiantes visitaron la cantera de Blokdegal, en la que observaron los procesos de extracción de las rocas de granito y, posteriormente, la sed de Granisa. Allí los expertos les explicaron cómo es el tratamiento de los distintos tipos de este mineral, desde su corte hasta su almacenaje, dependiendo de sus características.

En esta empresa los alumnos alemanes tuvieron la oportunidad de ver los paneles que Granisa está enviando a Barcelona para su colocación en la catedral de la Sagrada Familia, que deberá estar finalizada definitivamente en el año 2026.