Sicario: cine sobre el narcotráfico bien llevado

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

La nueva película dirigida por el canadiense Denis Villenueve se titula Sicario: un thriller policíaco sobre drogas, protagonizada por un espléndido Benicio del Toro, una más que creíble Emily Blunt y, un también correcto Josh Brolin. Emily Blunt, una agente del FBI, es reclutada para luchar contra el narcotráfico en la frontera entre México y EE.UU durante una misión secreta.
Técnicamente, la primera parte de Sicario es magistral: se asegura la tensión y la acción durante la marcha de los agentes en la frontera de México. La consecución de planos generales de los coches policiales pasando por la frontera, en contraposición con los primeros planos de una Emily Blunt repleta de nervios y miedo ante la incógnita de la misión a la que se enfrenta, están narrados con gran destreza. En varios momentos, el espectador se sentirá sentado al lado de Blunt y, sintiendo su misma angustia.
El tempo de esta película es destacable porque a pesar de que tiene una primera parte llena de acción, Sicario se vuelve completamente reflexiva y profunda en la que es más importante el análisis psicológico de los personajes que la trama general en sí.
Sicario no es una simple cinta de drogas,  sino la representación en el cine, de una verdadera lucha moral. Los propios espectadores, nos plantearemos los dilemas morales por los que pasan los protagonistas, no sólo a través del papel idealista de Emily Blunt sino también  a través de la posición del sicario.
Sicario nos asegura efectos especiales, acción y también profundidad, lo cual, siempre hay que apreciar y valorar en el arte del cine. Con Sicario podemos esperarnos la clásica película policial sobre drogas; esas que Hollywood está acostumbrado a mostrarnos tres o cuatro veces al año, pero en realidad, se sale de ese tópico y, gracias a una buena dirección y a un tempo más que bien llevado, Denis Villanueve consigue una obra propia y única.
Para todos aquellos que les apetezca ver: explosiones, asesinatos, arrestos y rescates, esta no es vuestra película. Sin embargo, si estáis preparados para ver una cinta en la que se analizan dilemas morales y donde la mente y reflexiones de los personajes son los verdaderos protagonistas, Sicario no os dejará indiferente.

Firmado: Ana Lage, graduada en Publicidad y Relaciones Públicas y especializada en Cine